jueves, 28 de marzo de 2013

LAS ASAMBLEÍSTAS, DE ARISTÓFANES



No había tenido el gusto, hasta hoy, de leer a el gran Aristófanes. Me saco el sombrero.

COMPARTIR edición bilingüe, griego y español (60 páginas escaneadas, nada!)
LAS ASAMBLEÍSTAS, DE ARISTÓFANES

2 comentarios:

  1. Una lectura breve por la fecha: Vomito por tí Jesús

    No soy ningún Cristo endeble, yo no. Él cuelga en voluble deleite en su cruz, sobre mi cuerpo. Cristo perdona.
    ¿PERDONAR? Vomito por tí Jesús. Una mierda perdona. Baja ahora de tu cruz. Baja ahora de tus alturas papales, de
    ese suicidio grosero, niño quisquilloso. Baja de esas alturas piadosas, portador de la bandera real, macho
    cabrío.Vomito por tí. ¿Perdonar? Mierda, él perdona. El cuelga en crucificado deleite clavado hasta donde llega
    su visión, su cruz, su hombría, violencia, culpa, pecado. Él clavaría mi cuerpo a su cruz, visionario suicida,
    amante de la muerte, pervertido,violador, jodedor de la vida, Jesús, agitador de la tierra, Cristo, cavador de
    tumbas, tu cavaste las tumbasde Auschwitz, el suelo de Treblinka es tu culpa, tu pecado, maestro, maestro de la
    masacre, enigma. Tú llevas el estándar de nuestra opresión. Enola es tu alegría. Los cadáveres de Hiroshima
    son tu deleite. Los clavos son tu única trinidad, los sostienes en tu desgracia cadavérica, la imagen que yo
    tengo que sufrir. La cruz es el cuerpo virgen de la femineidad que tú violas. Te clavas a tí mismo a tu propio
    pecado. El patético de Jesús me llama hermano hay palabras para mi disgusto, cada mujer es una cruz en su sucia
    teología, en su deleite arrogante. Me vuelve la espalda en su miedo, no se atreve a enfrentarme. Jodedor del
    miedo. No compartes nada, Cristo, estéril, impotente,jodedor del amor, profeta de la muerte. Tú eres la última
    pornografía, guerrero, guerra, guerra..

    JESÚS MURIÓ POR SUS PROPIOS PECADOS, NO LOS MÍOS.

    ResponderEliminar
  2. jajaja muy bueno. Me hiciste acordar a Almafuerte. Cuando era pendejo iba con Crayón a la gloriosa Biblioteca Pública de Salta. Escabiabamos anís y leíamos poesía e introducción a la filosofía, Borges. Blake, Benedetti, Almafuerte, Kierkegar, Niezsche, Sartre. Los poemas que me gustaban los copiaba. Me acuerdo de Trémolo. Cazá esto, compadre:
    (...)
    Guarda para tus Santos tus Edenes,
    guarda para tus Vírgenes tu Amor,
    guárdate para Ti todos tus bienes...
    ¡Tirano sin control!
    (...)
    Yo te soñé la Madre y el Abuelo,
    yo te soñé mas próvido que el Sol,
    yo te pensé mejor... ¡Vete a tu cielo!...
    ¡no mereces ser Dios!

    Leelo entero, papá: http://es.wikisource.org/wiki/Tr%C3%A9molo

    ResponderEliminar

cometario

vegetarianos en el mundo